La foto como excusa

Agustina Triquell, es fotógrafa y colaboradora en el  Taller y Centro Cultural  Manifiesto Alegría.

 Dice que no sabe presentarse, pero lo hizo en Buenos Aires  obteniendo el primer Premio Estímulo de Fotografía  Francisco Ayerza, que organiza la ACADEMIA  NACIONAL  DE  BELLAS   ARTES.

 

 

 ¿Cómo fue el proceso creativo de la serie?

La serie nace de un proceso  de observación. Los lugares fotografiados pertenecen a la ruta 5 (Córdoba) que yo transito con frecuencia, y me hacían pensar en cómo se vivía en el interior de esos espacios, cómo era la vida en ese aislamiento. Pensar en otras cosas, en cómo llega el cartero, en cómo se transita la distancia. 

 ¿Qué partes disfrutaste del él?

Fue interesante el proceso de prueba y error.

Disfrutaba mucho el desafío de bajarme en el medio de la ruta, el silencio de la noche, los perros que empezaban a ladrar. Acomodar el trípode y fotografiar.

Me gustó también el salir a la ruta a hacer fotos con un gran amigo, Leo, que además de ayudarme con el trípode elegía la música para escuchar, cambiaba los discos y miraba lo que sucedía alrededor, como cuidándome la espalda. 

triquell diptico 2¿Qué relación hay entre la arquitectura a la vera de la ruta con su gente y el paisaje?

Hay una libertad que quienes vivimos en un edificio por ejemplo, no la tenemos.

La extensión también permite relacionarse con los vecinos -que no están tan cerca- de otra manera. Siempre me gustó que la gente cuando se cruza se saluda, porque en definitiva el cruzarse con alguien tiene un carácter excepcional.

En la ciudad nos esquivamos, sería imposible saludar a cada uno que se nos cruza. 

triquell diptico 3¿Cómo serán  a las personas que viven dentro de esas fachadas?

Es una pregunta difícil, imagino que el silencio se vive de otra manera.

Una vez estuve en una de esas paradas de colectivo largo rato, casi una hora. Era a la tarde. Al lado mío había una pareja, de alrededor de cincuenta años. Estuvieron todo el tiempo en silencio. Sólo se miraban. No estaba presente la necesidad de llenar ese silencio. Era el complemento perfecto de la situación.

¿Cómo es el universo que te rodea?

Convivo con cosas muy disímiles. Yo me vine a Buenos Aires a hacer el Doctorado en ciencias Sociales, paso buena parte del día leyendo o escribiendo, siempre lo más cerca de la fotografía posible.

La fotografía puede ser muy solitaria, por eso siempre aprovecho para juntarme con otra gente que hace fotos, o cosas por el estilo, para nutrir la mirada. En definitiva, la fotografía termina siendo la excusa, siempre se trata de otra cosa.

triquell diptico 1 copy

Anuncios

6 Respuestas a “La foto como excusa

  1. Agus!! sos una capa!!
    jajaj
    asi son las notas? como q no sabes q decir? SOS MEGA ARCHI FOTOGRAFA amiga! , hace como mas d 6, 7 años? woooooowwwwwwwww

  2. buenísimo agus! me alegra mucho leerte y verte, te admiro y te quiero.
    g

  3. Pepina! sos una grosa!! buenisimo!

  4. buenisimo agus!!!, que lindo verte…
    te quiero amiga..

  5. Hermosa! una nota clara, contundente y graciosa.
    felicitaciones! te adoro,
    Mica

  6. Grande Agus! Hoy si puedo decir que cuando sea grande quiero ser como vos! Un abrazo compañera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s