Adamo-Faiden en el Guggenheim

Por Guillermina Abeledo

Innegable fuente de inspiración y referencia, el museo Guggenheim  conmemora su 50°aniversario con la muestra “Contemplating the Void”. Propuesta que pone en evidencia el carácter estimulante de su arquitectura, invitando a más de 200 artistas, diseñadores y arquitectos a intervenir el vacío central de su rotonda. Entre ellos, se encuentran los arquitectos argentinos del estudio ADAMO-FAIDEN

 

 

¿Cómo llega la propuesta de participar?

Al asumir como nuevo curador de arquitectura, David Van Der Leer decide actualizar y ampliar la red de estudios que colaboran con el museo. A principios del 2009 nos solicita el envío de publicaciones del estudio para el archivo del museo y un mes más tarde recibimos la invitación formal a la exposición.

 Dada la inevitable carga que tiene el edificio para un arquitecto, ¿cuál fue la primera reacción?

Nuestro interés hacia muchos de los arquitectos que nos anteceden no nace desde la fascinación religiosa ni desde el asombro paralizante. Más bien, desde la posibilidad de encontrar en el trabajo realizado por otros un material de proyecto latente. Casi como si se tratase de naturalezas muertas donde el tiempo ya hizo su trabajo. Poder mirar la rotonda del Guggenheim de la misma forma que los cubistas miraban una pipa o una guitarra nos produce una sensación de ligereza mucha más liberadora que el culto disciplinar hacia “los maestros”. Nos permite ser más objetivos, más activos y sobre todo más críticos.

 Ante la potencial y enorme oportunidad de verse exhibido en semejante escenario, ¿qué los lleva a presentar una propuesta “invisible”, discreta, silenciosa?

Bueno, la discreción o el silencio dependerán de quien opere esta consola!

 Parecen liberados de tener que definir los límites de ese espacio como habitualmente sucede en nuestra profesión y, por el contrario, dispuestos a zambullirse en el vacío de la rotonda ¿Cómo se llegó a la concepción de ese espacio?

Justamente no usando tan a menudo las palabras “espacio” y “vacío”. El lenguaje es contingente y sus variaciones influyen directamente sobre nuestras proposiciones. Sigfried Gideon instaló definitivamente estos términos y obtuvimos arquitecturas muy potentes a partir ellos. Todavía los usamos y no podemos negar definitivamente su vigencia. Sin embargo, Peter Sloterdijk nos alerta sobre nuestro estado de inocencia. Viene a decirnos que el aire, lo que ocupa el “espacio” y colmata el “vacío”, es un ámbito de proyecto.

En función de las variables atmosféricas que toman, ¿qué situaciones imaginaron?

Nuestro proyecto concluye un paso antes.  No operamos la consola sino que con ella establecemos nuevas relaciones entre actores que siempre estuvieron allí, en el museo: los elementos que componen el aire, por un lado, y el operador de aire acondicionado por otro. La consola otorga una nueva dimensión a cada elemento. El aire del museo pierde su inercia funcional ligada a la conservación de obras de arte, y el operador de aire acondicionado pasa a llamarse Air Jockey, justamente por tener la capacidad de operar subjetivamente y en tiempo real los elementos del aire.

Con la consola redescribimos el ámbito del museo y lo abrimos a distintas apropiaciones. No nos interesa tomar postura por una u otra.

¿Qué otra propuesta les impactó?

Nos impactó en primera instancia la variedad de artistas y arquitectos invitados, y que una institución ligada a los estudios más importantes, en su mayoría asociados a una arquitectura de excesos, se interese por estudios enfocados en la construcción del día a día con una clara vocación de servicio. Curiosamente fueron estos estudios quienes hicieron las propuestas que evitaron el “homenaje al maestro”, la autorreferenciación o el chiste fácil. Seguramente este tipo de instituciones ya sea capaz de intuir que este otro grupo de arquitectos está construyendo un tipo de conocimiento que cada vez tendrá mayor relevancia.


CONTEMPLATING THE VOID- Interventions in the Guggenheim Museum

NYC, Febrero,12 – Abril,28  2010

Links:

www.guggenheim.org

www.adamo-faiden.com.ar


Anuncios

Una respuesta a “Adamo-Faiden en el Guggenheim

  1. Pasar inviblemente operando el A A de un museo ? y joder las obras y los visitantes … es una broma o un exeso de ironia ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s