Vacavaliente

por Guillermina Abeledo

Pasar un rato en el ámbito de vacaValiente es una experiencia definitivamente placentera. Lo emocional se impone, lo sensorial se despierta.

La confortable sobremesa en una tibia tarde de otoño, el sutil abrigo de un sweater de cashmere, el olvidado crujido de un sobre al abrirse o la suavidad al hundir los dedos en el pelaje de tu mascota son ceremonias que este equipo de diseñadores trata de rescatar y promover.

Desde la innovación en concepto, diseño, material y  técnicas de producción, se rescatan los valores de lo pequeño y lo cotidiano, tan próximos como invisibles. Valores con poca prensa, de los que se aprenden en casa. “Revalorizar prácticas sociales en extinción”, señala Matías Fernández Moores, uno de los socios, como uno de los objetivos iniciales de la marca.

A partir de investigaciones conducidas por Pedro Reissig y apoyados por una solvente estrategia productiva y comercial, los objetos van apareciendo como parte de un ida y vuelta en el diálogo con el material y las propias inquietudes. Así surgen Mascotas, Origami, Jugar o Desde el jardín, colecciones que agrupan personajes a la espera de la asociación con su futuro tutor.

Según Matias el destinatario-vaca es una persona colorida. Osada, se atreve a expresarse, a jugar. Vaca lo consiente, lo malcría: le da las herramientas para hacerlo, esperando que se apropie de la pieza y empuje sus límites descubriendo usos ni siquiera imaginados. Se reivindica el valor de lo lúdico, evocando la niñez y sus dominios: la curiosidad y el mágico asombro del descubrimiento.

El proceso de diseño y fabricación se basa en leyes del mundo natural. El  material es el cuero reciclado, ecológico como valor agregado. Conceptos arquitectónicos se traspolan y guían el cálculo de las blandas superficies a troquelar, prensar, plegar. Sobre ellas, el hechizo de la precisión técnica permitirá dotarlo de resistencia y estabilidad y casi por arte de magia transformarlo en tierno objeto. La creciente presencia de la marca en el ámbito internacional no hace sino refrendar la vigente y global necesidad de ese vínculo emocional y la evidente posibilidad de hacer de ello un producto rentable.

En síntesis, el producto vacaValiente parece concebido como el regalo que a uno le gustaría recibir. Pone la felicidad al alcance de la mano. Acorta distancias y obstáculos en el camino hacia lo deseable, crea sueños alcanzables: hace la vida más feliz.

Indispensable, como el buen humor.

Link:

www.vacavaliente.com

Sesión de fotos a cargo de Sofía Basile: www.sofiabasile.blogspot.com

Anuncios

2 Respuestas a “Vacavaliente

  1. CECILIA CABALLERO

    QUE BUENO LO DE VACA VALIENTE!!!!

    CONCEPTO Y RESULTADOS DE PRIMERA.

    ES NECESARIO SABER QUE EN NUESTRO PAIS, HAY CALIDAD Y DISEÑO COMPARABLES A LOS CENTROS MAS IMPORTANTES DEL MUNDO..ESTE ES UN EJEMPLO.

  2. Muy buen trabajo y mucho mejor por reconocerse ante el mundo como ¨Diseño Argentino¨.

    Capacidad no falta en nuestro país, de hecho hay compatriotas diseñando en casi todos los países que hoy tenemos como referentes creativos, pero firman como italianos, españoles, alemanes, americanos.

    De a poco hay que hacer valer el sello ¨Hecho POR un Argentino¨ un largo camino, pero si trabajamos juntos, llegamos. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s